Empleados del Centro de Enfermedades HereditariasDariana Corchado junto a sus padres
Ángel Corchado y Disnarda Torres
Foto sumisntrada por El Nuevo Día

“No puedo recordar un solo día en que los dolores severos en diferentes partes de mi cuerpo, los vómitos y el cansancio no estuvieran presentes. Mi vida ha sido recurrentes visitas al médico, de pruebas de laboratorios, de estudios especializados y hospitalizaciones prolongadas; sin contar mis visitas a las salas de emergencia e intensivo. En mi caso, la condición se ha manifestado con múltiples infartos a diferentes partes de mi cuerpo.  A medida que voy adquiriendo madurez, muchas dolencias existentes se agravan.  Gracias a un excelente grupo de educadores que en todo momento me apoyaron, logré culminar mi bachillerato en Educación Preescolar, en la Universidad del Turabo, en Isabela. El que pueda hoy escribir este mensaje se lo debo a la dedicación de esos excelentes profesionales de la salud con que cuenta el Hospital Pediátrico y el Programa de Cernimiento Neonatal que estuvieron pendientes de mis cuidados médicos”.

 

Dariana Corchado Torres, paciente de Anemia Falciforme identificada en el Programa de Cernimiento Neonatal de PR

 

“Dariana nació con Anemia Falciforme SS, la más severa de todas.  El que ella cayera bajo el Programa de Cernimiento Neonatal fue una gran bendición.  Prácticamente desde su nacimiento ella pudo recibir los cuidados y tratamientos necesarios para su diario vivir y muchos más para las complicaciones que se presentaron.   La detección temprana y tratamiento sistemático han sido la clave para una mejor calidad de vida para ella.”

 

-Disnarda Torres y Ángel Corchado (padres de Dariana)